Para tener en cuenta

La información es proporcionada solo con fines informativos y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento. Además no debe sustituirse para diagnóstico y tratamiento profesional. No soy oftalmologa, solo presento noticias e informes que no suplantan la información del medico profesional.

sábado, 19 de noviembre de 2016

CUADROS PARA TOCAR METODO ARREGUI

RECORDANDO EL TRABAJO DE UN GRAN ARTISTA PLASTICO.

GUALBERTO ARREGUI PRADA
Pintor uruguayo nacido en 1939, amante de la naturaleza, de las pinceladas gruesas y de los espatulados espesos. Demuestra desde temprana edad su gran interés por el arte. Sensual en la resolución cromática, intuitivo y racional a la vez, eterno enamorado de la naturaleza, marinas, paisajes, flores.

La característica principal de su pintura es el manejo de la luz y el vibrante color apoyado en un muy rico tratamiento textural del óleo.- 


Lleva su sensibilidad artística a organizaciones como el Instituto Braille del Uruguay y el Instituto de Ciegos General Artigas, por lo cual recibió varias distinciones, al crear un método didáctico mediante el cual personas ciegas y/o con remanente visual, pueden percibir en los cuadros, el mundo exterior a través del tacto.-

LES DEJO ESTE MATERIAL QUE ME ENVIO GUALBERTO Y VALE LA PENA COMPARTIRLO!


Los motivos de una idea

De niño me llamaba la atención ver personas no videntes sentadas en las veredas, muchas veces tocando algún instrumento musical, otras haciendo música tan solo con el agitar de una lata con algunas monedas depositadas por las personas que pasaban.
Este era su único medio de vida, y su larga estadía en las calles el único contacto con el mundo que escuchaban pasar a su alrededor.
Tiempo después fui viendo cómo, mediante el sistema de escritura braille, muchos de ellos tuvieron la oportunidad de estudiar en las instituciones especializadas que fueron surgiendo en nuestro país.
Esto fue abriendo caminos y creando oportunidades educativas y laborales que fueron permitiendo a los no videntes acceder a empleos u oficioso graduarse en carreras universitarias y lograr un grado de inserción cada vez más significativo, algo que en el pasado era difícil de imaginar.
Ya siendo estudiante y preparándome para ingresar en la Facultad de Arquitectura, me interesé en la extensa y maravillosa obra del artista, científico e inventor renacentista Leonardo da Vinci.
En su Tratado de la pintura afirmaba que esta «estaba por sobre todas las artes», que era la máxima expresión artística. Medité mucho sobre tal afirmación.
La historia cuenta que en esa época se despreciaba al ciego, se lo marginaba totalmente, no solo de las manifestaciones artísticas, sino de todos los aspectos de la sociedad. Ahondar más en
aquella afirmación de Leonardo me llevó a pensar que aquella sociedad, por sus características culturales, podría haber pensado y actuado de esa forma, pero que un hombre como Leonardo, considerado «genio universal», jamás podría haberlos
marginado de esa manera. Para haber realizado esta afirmación, considero que debió haber desarrollado algún método
desconocido que lograra incluir, al menos en las artes, a las personas no videntes, que por otra parte conformaban un sector porcentualmente alto de las sociedades, debido a que numerosas
enfermedades que hoy son perfectamente diagnosticadas
y tratadas provocaban ceguera tanto en el nacimiento como en etapas adultas.
El Tratado de la pintura es una magnífica recopilación de los escritos de Leonardo, pero no se tiene certeza de que allí estén todos ellos.
Considerando lo prolífico de su obra y la documentación que hacía de ella, es muy posible que alguno se haya extraviado o no haya sido debidamente documentado.
En numerosos viajes tuve la oportunidad de visitar varios museos en diferentes países cuyas colecciones pictóricas transitan los más diversos estilos, lenguajes y concepciones artísticas. Pero
nunca vi en ellos obras destinadas a los ciegos. La comprobación de la falta de una expresión pictórica que incluyera a los no videntes, a aquellas personas con algún remanente visual e incluso a quienes podemos utilizar sin dificultades el sentidode la vista, me llevó a desarrollar un método que contemplara todos estos aspectos.


La concepciónde un método
Al igual que lo que sucede con una pintura tradicional, en esta experiencia se busca representar el mundo exterior. La única diferencia es que, dada la imposibilidad de los no videntes de detectar el color, la pintura toma formas, relieves y texturas
para transmitir a quien la percibe las mismas sensaciones que tendría si pudiese verla.
No se trata de una maqueta, una escultura o meramente un plano en relieve; tampoco se aplican técnicas conocidas en otras manifestaciones artísticas más tradicionales como el collage, el
grabado, la fotografía o el video.
La ausencia total de visión o la presencia de un pequeño remanente visual potencian el desarrollo de los restantes sentidos, en particular del sentido del tacto. Esto es determinante en el desarrollo de este método que presenta a la obra pictórica como una representación artística completamente diferente
de lo conocido. Para lograr estos objetivos, la obra no debe superar en tamaño dimensiones que puedan ser abarcadas
por los brazos extendidos de quien la percibe. Esto permite la captación total o parcial tanto de la forma como de la perspectiva.
El método permite que las obras sean apreciadas sin necesidad de estudios especiales de ningún tipo. Estos cuadros, por sus características, les permiten conocer un mundo invisible para ellos que pueden percibir mediante el tacto.
En este sentido se realizó una experiencia piloto. Se les solicitó a las personas que participaran de forma individual, y luego de pasar por la instancia de captación se las invitó a que manifestaran sus sensaciones. Las respuestas arrojaron un alto porcentaje de captación total de la obra sin que se les hubieran suministrado detalles específicos, más allá de una orientación básica para participar en la experiencia.
Los trabajos experimentales comenzaron en el año 1997,3 aplicando en la obras fuertes relieves y colores estudiados para personas con mínima visión. Ayudadas por el tacto y el remanente visual, estas personas lograron percibir esos primeros
cuadros en diferentes grados, algunas vieron parcialmente los colores, otras los percibieron en forma de manchas superpuestas o difusas. En un solo caso, una obra de muchísimo relieve, fue detectada en forma total por una persona que quedó ciega en una etapa ya adulta.
Al evaluar los resultados de esa primera experiencia se concluyó que se había llegado al objetivo propuesto, por lo que la consideró en un auspicioso inicio que permitía avanzar en el desarrollo del método.
Las personas con pérdida total de la visión no perciben la luz, por lo tanto tampoco el color de las obras. Como se aprecia en las fotografías, el color está presente con el objetivo de que todos los grados de visión estén contemplados. De esta forma el cuadro puede ser percibido mediante el uso exclusivo o simultáneo de los sentidos del tacto y la vista incluso por aquellas personas que no presenten ningún tipo de reducción visual, lo que transforma la obra en un elemento totalmente inclusivo.


 Las técnicas y los materiales
A los efectos de que el ciego pueda tener un contacto directo con lo que no puede ver, se utilizan en las obras elementos naturales con diferentes formas y texturas que convergen en el plano con
la mixtura de técnicas que permiten una mayor percepción de la obra.
Se utilizan materiales como piedras y ramas de diferentes tamaños, cartones acanalados para representar techados, maderas, y todo aquello que coadyuve a la optimización de la captación sensorial del no vidente.
La composición está adherida a un soporte de fibra con plastificantes, lo que permite preservar el resto de los elementos perecederos para que al tocarlos no se destruyan. Esto requiere un mantenimiento regular de las obras en función del uso y del lugar físico donde se encuentren.
Los elementos perecederos pueden ser sustituidos por materiales como cementos o plásticos, con más resistencia al uso y a las condiciones ambientales en espacios exteriores, dado que el método puede ser utilizado como elemento de
orientación fuera y dentro de edificios, por ejemplo en terminales de ómnibus o plazas públicas.

La enseñanza
Existen dos formas de colocar la obra para que sea «vista» con el sentido del tacto. Una es apoyada en forma horizontal sobre una mesa y la otra en la forma vertical tradicional, de manera que la
altura pueda ser regulada en función de la altura del receptor para que sea percibida sin dificultades mediante el tacto o el remanente visual y así lograr una mejor sensación, utilizando más de un sentido.
La medida más adecuadas para que los cuadros sean bien percibidos son 0,50 por 0,60 metros.
La persona ciega puede comenzar guiada por su maestro, quien deberá tener en cuenta su origeno residencia, ya sea la ciudad o el campo, si tiene conocimiento o no de los diferentes paisajes
geográficos, si conoce el mar, la playa o la montaña, ya sea por experiencias directas o por referencias de terceros.
Estos aspectos posibilitan que durante la recorrida de cada obra diferencien una vivienda urbana de un rancho de campo, una vereda de un camino, una puerta de una portera, autos, tractores, barcos y cada uno de los elementos naturales y artificiales que conforman un espacio.
En las primeras experiencias algunos elementos son asimilados por su forma de ser representados y pueden ser fácilmente reconocibles en otras obras ya que al repetirse en diferentes combinaciones pasan a formar parte de un lenguaje propio.

¿Cómo puede hacer un maestro para explicar, por ejemplo, la altura de un árbol de 18 metros en una vereda? 
Simplemente diciendo que equivale a 10 personas subidas una encima de la otra.
La idea de perspectiva y sus diferentes planos puede mostrarse diciendo que cuanto más lejos está un objeto, más pequeño se lo percibe, utilizando el ejemplo del árbol en la vereda: si estuviera
a 100 metros de distancia se lo vería del tamaño de una pequeña planta de un metro de altura.
En el caso del mar se les muestra por el relieve cómo es un mar con olas o en calma; en el cielo se representan estrellas, aves, la luna o el sol, con un relieve que los distingue y más pequeños cuanto más alto se encuentren.
Por eso es esencial la presencia de un maestro que vaya guiando a la persona en todos estos detalles que hacen a la captación sensorial del todo en la obra.

Todas las herramientas de las que se pueda disponer en cuanto a información, guías tutoriales en sistema braille, planificación de las exposiciones tanto en lo edilicio como en lo posicional serán de gran ayuda para el aprovechamiento más adecuado de este método que podría incluir definitivamente a las personas no videntes en el maravilloso mundo de la pintura.


LES RECUERDO QUE UNA DE LAS PRIMERAS ENTRADAS DE ESTE BLOG TUVO COMO PROTAGONISTA LAS PINTURAS DE GUALBERTO ARREGUI PRADA, ACA PUEDEN REVIVIR LA NOTA: 
http://prevenirlaceguera.blogspot.com.ar/2009/11/arte-y-vision-en-uruguay.html

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Archivo del blog

GRACIAS

Quiero dar las gracias a todos aquellos que pasan, leen y alguna vez comentan este humilde blog. Ustedes son el motor del blog, que sin visitas, ni comentarios no valdría la pena el tiempo que se invierte aquí (que es bastante). Los animo a que sigan ahi,participando y comentando, que este blog es tanto del que escribe, como del que comenta, como del que lo lee. Gracias.

FORMULARIO DE CONTACTO

PREVENIR LA CEGUERA

NOMBRE *
E MAIL *
ASUNTO
MENSAJE *
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image] [What's This?]
Powered byEMF Online Form Builder
Report Abuse

CONTADOR DE VISITAS