Para tener en cuenta

La información es proporcionada solo con fines informativos y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento. Además no debe sustituirse para diagnóstico y tratamiento profesional. No soy oftalmologa, solo presento noticias e informes que no suplantan la información del medico profesional.

sábado, 21 de abril de 2012

UN PARASITO QUE OPACA LA CORNEA....

Pérdida de visión, opacidad irreversible, injertos de córnea y un tratamiento médico que se prolonga durante meses puede ser el costo de no tomar las debidas medidas de higiene al ir a una piscina con lentes de contacto.
                                           Imagen: persona afectada por el parásito.

Cada año entre 15 y 20 personas pasan por el consultorio del oculista Juan Carlos Suárez con lesiones en la vista causadas por "amebas libres", un tipo de parásitos que habita en piscinas pero que también puede encontrarse en el mar, los charcos, las lagunas, las aguas residuales y hasta en filtros de aire acondicionado o conductos de aire. "No es muy frecuente en la población general pero sí es una afección de riesgo en usuarios de lentes de contacto", explicó Suárez, especialista de Clínica de Ojos Montevideo.

Las amebas se adhieren a los lentes cuando las personas se bañan con ellos en piletas, ríos o lagunas, e incluso cuando toman duchas con agua potable. El agua potable no suele contener bacterias ni virus, pero puede ser portadora de quistes del parásito.

Eliminar los quistes del agua no suele ser posible porque la cantidad de cloro que requiere su destrucción es demasiado alta y haría que el agua no fuera apta para el consumo ni para el riego. En contacto con otras partes del cuerpo e incluso ingeridas por vía gástrica las amebas no provocan patologías.

Dentro del ojo sí causan inflamaciones serias en la córnea (estructura transparente ubicada al frente del ojo que permite el paso de la luz y protege al iris). La queratitis, nombre técnico de la inflamación, se manifiesta con dolor intenso en el ojo, enrojecimiento, migrañas y molestias que se agravan con la exposición a la luz.

A veces, la infección aparece después de un golpe o la entrada de un cuerpo extraño en la vista, especialmente si la persona se limpió los ojos con agua contaminada.

"La higiene que tienen algunos usuarios de lentes de contacto no es la adecuada", lamentó Suárez. "No cumplen con las directivas convencionales" de higiene de manos y cuidado en la manipulación; los lentes entran en contacto con un medio contaminado, contaminan el estuche y es difícil cortar la cadena hacia la infección.

Las medidas recomendadas consisten en lavarlos con una solución salina apenas se quitan de los ojos, enjuagar el excedente de suciedad y conservarlos en una solución desinfectante nueva. El enjuague también debe realizarse antes de colocarlos al día siguiente.

DETECCIÓN.
El principal problema es que este tipo de lesiones son difíciles de diagnosticar. "Muchas veces (los pacientes) llegan a la consulta habiendo recibido muchos tratamientos antes, lo que hace muy difícil el diagnóstico", comentó Suárez. Y comienzan el tratamiento semanas después de la infección.

La enfermedad adopta un curso crónico y se desencadenan lesiones muy serias, comentó el especialista. "Pueden dejar secuelas de opacidades corneales (la córnea es transparente y casi invisible). Lesiones que a veces son irreversibles y hasta requieren injertos de córnea", dijo el técnico.

Y aun así la evolución es compleja. Los trasplantes de córnea no siempre son exitosos en zonas infectadas o inflamadas. "Es una infección seria, muy seria", consideró Suárez.

En materia de tratamiento existen medicamentos específicos que deben administrarse por al menos dos meses porque aunque la ameba sea eliminada quedan quistes que pueden desarrollarse si se suspende el tra- tamiento precozmente.

Por esto para Suárez es importante que el público en general y en especial las personas que usan los lentes de contacto sean conscientes de este tipo de microorganismos y los problemas que pueden causar si no toman las medidas de higiene.

Si bien las queratitis aparecen en cualquier época del año los casos son más frecuentes en tiempos de cambios de estación y en los meses de primavera y verano, dijo Suárez. La mayoría de los casos se ven en adultos por ser los que más usan este tipo de lentes.

POCO CONOCIDAS.
 Pablo Goldschmidt, investigador argentino residente en Francia, donde trabaja en el Hospital des Quinze Vingts, dijo a La Nación que en los últimos años fueron reportadas más de 1.000 queratitis y unos 150 casos de encefalitis (inflamación del encéfalo) causadas por amebas libres (Acanthamoebas por su nombre científico).

El primer caso reportado en la literatura científica que asoció este parásito con un cuadro patológico fue el de un soldado japonés de 22 años, que en 1943 murió en Nueva Guinea por lo que la autopsia confirmaría como una infección amebiana diseminada.

Aunque el potencial patogénico de las amebas libres se demostró en 1958 (inoculándolas en ratones), lo que inquieta a los científicos es que muchas veces se desconoce. "La asociación de amebas libres con patología es poco conocida", dijo Goldschmidt.

El investigador argentino, recibe en el Centro Nacional de Oftalmología de París más de 10 jóvenes por año con infecciones graves por amebas libres.

Dónde viven los parásitos

Las amebas libres son un tipo de parásitos que habitan en aguas estancadas y en lugares de temperaturas templadas y cálidas. Son bastante resistentes al cloro. Pueden encontrarse en el agua potable pero al ser ingeridos no causan patologías.

Evolución seria y compleja

Las amebas libres se adhieren a los lentes de contacto y causan infecciones en la córnea. Son difíciles de detectar porque pueden confundirse con otras enfermedades. En su manifestación más grave derivan en injertos de córnea. Los tratamientos demandan meses.

Fuente: http://www.elpais.com.uy/120308/pnacio-629254/sociedad/un-parasito-opaca-la-cornea-y-causa-infecciones-prolongadas/
Related Posts with Thumbnails

Archivo del blog

GRACIAS

Quiero dar las gracias a todos aquellos que pasan, leen y alguna vez comentan este humilde blog. Ustedes son el motor del blog, que sin visitas, ni comentarios no valdría la pena el tiempo que se invierte aquí (que es bastante). Los animo a que sigan ahi,participando y comentando, que este blog es tanto del que escribe, como del que comenta, como del que lo lee. Gracias.

FORMULARIO DE CONTACTO

PREVENIR LA CEGUERA

NOMBRE *
E MAIL *
ASUNTO
MENSAJE *
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image] [What's This?]
Powered byEMF Online Form Builder
Report Abuse