Para tener en cuenta

La información es proporcionada solo con fines informativos y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento. Además no debe sustituirse para diagnóstico y tratamiento profesional. No soy oftalmologa, solo presento noticias e informes que no suplantan la información del medico profesional.

miércoles, 2 de abril de 2014

OFTALMOLOGO OPERADO DE PRESBICIA

El Dr. Julián Cezón es un médico español que comparte con colegas y pacientes sus experiencias, como muchos otros médicos, a través de un blog. El suyo se llama Con ojos sanos y en su perfil explica que la vocación por la Medicina tuvo en él sus primeras manifestaciones durante la infancia, época en que su actividad favorita era construir juguetes con recortes de papel, experimentar con juegos de construcción y sobre todo, desarmar todo lo que se le atravesara (incluido el primer televisor blanco y negro de sus padres). En otras palabras, todo lo que se hiciera con las manos. Presenciar la operación de un perro cuando todavía era niño confirmó en él su deseo de ser cirujano. Estudió en la Universidad Complutense y se entrenó como oftalmólogo en el Hospital Universitario del Aire, ambos en Madrid. Durante 14 años fue médico militar activo y aunque alcanzó el grado de Comandante de Sanidad, decidió dejar de ser funcionario y fundó la Clínica CIMO, en Sevilla.
Con la edad, él también empezó a sufrir de presbicia y decidió operarse. Este es un extracto de cómo compartió en una entrada del blog su experiencia como paciente y con el implante que eligió para su ojo:
Primer Oftalmólogo de España operado de presbicia con Kamra… y el décimo del mundo.
El médico español  recibió el implante Kamra para la presbicia.
El médico español recibió el implante Kamra para la presbicia.
“Efectivamente, a primeros del mes de noviembre de 2012, viajé a Londres para que mi amigo, el Dr. David Allamby me operara de presbicia con la técnica Kamra. Fue un miércoles por la tarde y el viernes por la mañana estaba ya trabajando en nuestra clínica de Sevilla. Sin duda ha sido una de las mejores decisiones de mi vida.

Kamra es el nombre comercial de un implante corneal para la presbicia fabricado por la empresa estadounidense Acufocus. Se trata de un pequeño disco de 3.8 mm de diámetro con una pequeña apertura central de 1.6 mm y de un espesor de 5 micras, es decir 10 veces más fino que una hoja de papel. Está fabricado de un material totalmente biocompatible (no produce rechazo alguno) y aunque parece muy sencillo tiene una tecnología muy sofisticada. El disco tiene 8400 microaberturas realizadas aleatoriamente con láser para permitir una perfecta permeabilidad a los nutrientes de la córnea. Una vez implantado en la córnea, es totalmente invisible. Como cierto anuncio de higiene íntima femenina, “ni se ve, ni se siente, ni se nota…”
La operación es tremendamente sencilla. Si el paciente tiene un defecto visual de lejos (hipermetropía, miopía o astigmatismo), en la misma sesión se corrige con técnica ZLASIK (un LASIK avanzado con el láser de femtosegundo LDV tipo Z de Ziemer) y posteriormente se coloca el implante bajo una capa corneal en uno de los dos ojos. Sí, es curioso, pero sólo en un ojo. Si el paciente no utiliza gafas de lejos, sólo tiene presbicia, se realiza con el láser de femtosegundo un túnel (pocket) y se implanta el Kamra, en un ojo solamente. Es una cirugía indolora, de apenas unos minutos y al día siguiente se puede hacer la mayoría de las actividades normales.
En ningún momento tuve duda alguna sobre lo que me iba a hacer. Al fin y al cabo si era lo que estaba recomendando a mis pacientes, ¿no era lógico que me lo hiciera a mí mismo? ¿No debemos predicar con el ejemplo? Llevaba años realizándome estas preguntas y cuando tomé la decisión sentí un gran alivio. Lo demás fue sencillo. Como no me lo podía hacer con mis propias manos busqué a mi amigo David Allamby, de Londres, no sólo porque tiene mucha experiencia con ese implante sino también porque utiliza el mismo láser que yo (LDV de Ziemer, y el último modelo, el Z6), probablemente el mejor láser del mundo para este tipo de cirugía.
La cirugía fue coser y cantar: unas gotas de anestesia, mirar a una luz parpadeante (¡qué diferente se ven las cosas cuando eres paciente!), y poco más. Las primeras horas sentía una ligera sensación de arenilla y veía turbio, pero al día siguiente, ¡fantástico! Me operé un miércoles por la tarde y el viernes estaba yo operando en mi clínica de Sevilla. Lo mejor: la experiencia de ser paciente, no médico. Lo peor: el viaje en Ryan Air. ¿Aconsejable? Sin duda”.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Archivo del blog

GRACIAS

Quiero dar las gracias a todos aquellos que pasan, leen y alguna vez comentan este humilde blog. Ustedes son el motor del blog, que sin visitas, ni comentarios no valdría la pena el tiempo que se invierte aquí (que es bastante). Los animo a que sigan ahi,participando y comentando, que este blog es tanto del que escribe, como del que comenta, como del que lo lee. Gracias.

FORMULARIO DE CONTACTO

PREVENIR LA CEGUERA

NOMBRE *
E MAIL *
ASUNTO
MENSAJE *
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image] [What's This?]
Powered byEMF Online Form Builder
Report Abuse

CONTADOR DE VISITAS