Para tener en cuenta

La información es proporcionada solo con fines informativos y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento. Además no debe sustituirse para diagnóstico y tratamiento profesional. No soy oftalmologa, solo presento noticias e informes que no suplantan la información del medico profesional.

lunes, 3 de enero de 2011

ALERGIAS OCULARES...RESPUESTA INMUNE

Existen varias formas de alergia ocular (AO) que se presentan con enrojecimiento del ojo. Afecta toda la superficie ocular, incluyendo conjuntiva, párpados, córnea, glándulas lagrimales y película lagrimal.
Imagen: ojo con alergia

 Los pacientes tienen generalmente otras manifestaciones atópicas, como rinitis, asma, urticaria o dermatitis atópica, aunque los signos y síntomas oculares pueden ser la primera manifestación de una respuesta alérgica completa. Se cree que entre la población de Estados Unidos, la prevalencia de alergias oculares es de 30%-50% y la mayoría (75%) de pacientes con rinitis alérgica presentan conjuntivitis alérgica, mientras que el asma está entre el 10 y 20%.

RESPUESTAS INMUNES
Las respuestas inmunes de las alergias oculares son complejas y dificultan la disponibilidad terapéutica para atacar los mecanismos patofisiológicos iniciales responsables de la sintomatología. Quizá por esto, se puede presentar una recurrencia de alergias oculares tan pronto un paciente abandona un tratamiento. Para Sergio y Stefano Bonini, el término conjuntivitis alérgica, aunque puede ser sinónimo de alergia ocular, no abarca suficientemente a todas las enfermedades alérgicas de los ojos. Además, es insuficiente la clasificación y el diagnóstico diferencial de las alergias oculares con base en su presentación clínica, porque solo tiene en cuenta parámetros clínicos. Así que de pronto sería mejor utilizar una clasificación de acuerdo con la patofisiología de esas enfermedades. Hoy se sabe mucho más sobre el sistema inmunológico y las células que actúan en la conjuntivitis alérgica. Además, en E.U. se considera que la ambrosía es la causa más común de rinoconjuntivitis, responsable aproximadamente de 75% de todos los casos de rinitis alérgica estacional. Por ejemplo, las células T CD8+ promueven el inicio de la conjuntivitis alérgica experimental.

Es decir, en un ratón con deficiencia de CD8 e inmunidad a la ambrosía se observa una reducción de los infiltrados de eosinófilos conjuntivales. Por otra parte, las células T CD4+ CD25+ suprimen el desarrollo de esta conjuntivitis alérgica en los ratones sensibilizados y expuestos a la ambrosía. Es decir, se cree que esta supresión se basa en la observación de altos niveles de infiltración de eosinófilos, mayores niveles de IgE específica y de citoquina Th2 en estos animales con menos células T CD4+ CD25+. Lo anterior apoya otro trabajo que demostró una relación entre el desarrollo de células T CD4+ CD25+ protectoras y la disminución de la conjuntivitis alérgica en un modelo animal con infección crónica por Ascaris.

Se cree que si se atacan las inmunoglobulinas de las células T y las proteínas Tim (con mucina) con anticuerpos se logra suprimir la conjuntivitis alérgica experimental causada por la ambrosía.

Por ello, estos estudios muestras funciones potenciales de las células T accesorias sobre la conjuntivitis alérgica, quizá al estimular el desarrollo de fármacos para modular la función celular. Las células con antígenos son esenciales para iniciar la cascada alérgica.

En otros estudios se ha visto que los macrófagos conjuntivales son la principal causa de presentación de antígenos en modelos experimentales murinos con alergia ocular. Un estudio de MG Hodges y AM Keane-Myers, realizado en el National Institutes of Health (E.U.) sugiere que las células dendríticas también pueden participar en la presentación del antígeno durante la conjuntivitis alérgica. Se encontró que un producto aislado del fluido pseudocelomático del Ascaris suum adulto (PCF) suprime la inflamación alérgica de las vías respiratorias y de la conjuntivitis alérgica en los ratones.

Además, también causa una marcada reducción de la activación in vitro de las células dendríticas inducida por los antígenos. En conjunto, estos hallazgos infieren que la inhibición de la activación de las células dendríticas puede ser un posible mecanismo para suprimir la alergia ocular. Además de la posible función de las células dendríticas dentro de la conjuntivitis alérgica, la modulación terapéutica de la activación de las células dendríticas y la función son prometedoras en el tratamiento de las enfermedades alérgicas oculares.

Componentes estructurales de la superficie ocular, como los fibroblastos y células epiteliales, son importantes en la modulación y aumento de la alergia ocular así como en la susceptibilidad de un paciente determinado para que presente nuevos episodios de conjuntivitis alérgica. Los fibroblastos promueven la formación de las papilas gigantes, así como la expresión de moléculas de adhesión, proteínas de la matriz extracelular, citoquinas y quimioquinas.

Se sabe que el perfil de producción de quimioquinas de los cultivos de fibroblastos conjuntivales se parece mucho a las muestras lagrimales de todos los subgrupos de conjuntivitis alérgicas:
• Conjuntivitis alérgica estacional.
• Conjuntivitis alérgica perenne.
• Queratoconjuntivitis vernal.
• Queratoconjuntivitis atópica.

Se ha visto que los mediadores presentes en muestras de las lágrimas de pacientes con alergia ocular aumentan la adhesión de los eosinófilos en las células epiteliales de la conjuntiva humana ex vivo, lo cual ha dado mayor información sobre la acción de los factores de adhesión (como las integrinas beta 2) en los infiltrados de eosinófilos en la conjuntiva. Mayores análisis de las quimioquinas, moléculas de adhesión y citoquinas producidas en esas células estructurales podrían ayudar a aclarar la función de dichas células en la patogenesis de la conjuntivitis alérgica y a dar más datos de la susceptibilidad de un paciente a la alergia ocular después de una nueva exposición a los alérgenos.

NUEVOS FÁRMACOS
Uno de los enfoques terapéuticos más apropiados contra las alergias oculares, son los fármacos tópicos, porque permiten la aplicación local, directa, y evitan los efectos secundarios de los antihistamínicos sistémicos, aunque a veces hay que combinarlos. Se recomiendan antialérgicos de acción dual, es decir con efectos antihistamínico y estabilizador de los mastocitos porque su efecto sobre los síntomas es rápido por el antagonismo inmediato del receptor de histamina, asociado con el beneficio a largo plazo de modificar la enfermedad por la estabilización de los mastocitos. Además, algunos son antiinflamatorios y pueden bloquear la expresión de las moléculas de adherencia intracelular en las células epiteliales y reducir la infiltración de células inflamatorias en la mucosa. Se recomiendan:

• Olodina (Olopatadina Clorhidrato 0,2% de Laboratorios Ophtha):
una solución estéril a base de olopatadina clorhidrato, antialérgico para el tratamiento de los síntomas y signos con ácido sórbico como preservante natural, que le otorga la posibilidad de uso crónico o prolongado del producto sin generar efectos tóxicos sobre el epitelio corneal. Se recomienda para el tratamiento de la conjuntivitis alérgicas en cualquiera de sus manifestaciones y en cualquier etapa que se presente.

• Wasserket (Ketotifeno Fumarato 0,025% de Wasser Chemical):
en su formulación contiene un sistema de molécula de inclusión, para mayor eficacia, tolerabilidad y confort de los pacientes.

• Kenaler R (Ketotifeno Fumarato 0,025% de Laboratorios Ophtha):
antialérgico ocular con perborato de sodio como preservante y que por reacciones químicas propias de la sustancia al contacto con las enzimas del film lagrimal se desintegra en agua para liberar una molécula de oxígeno, para evitar efectos secundarios de otros preservantes.

Referencias
1. Hodges MG, Keane-Myers AM. Classification of ocular allergy: Recent Findings in Ocular Allergy Pathophysiology. Curr Opin Allergy Clin Immunol.
2007;7(5):424-8.

2. Escobar MF, Cardona Villa R. Ocular allergy: a diagnostic challenge. Iatreia, Oct./Dec. 2007; 20(4):362-378. ISSN 0121-0793.

Fuente: http://www.franjapublicaciones.com/

3 comentarios:

carlos ramirez dijo...

yo sufro de conjutivitis alegica me gustaria saber si en realidad hay algo q lo quite dado q esto es muy molesto he asistido a varias clinicas aqui en bogota y de echo solo me formulan gotas y gotas y esto tambien es demaciado molesto me gustaria q me dijeran q si eso se cura asi y ya quitarme este problema gracias...

PATRICIA BERRUTTI dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PATRICIA BERRUTTI dijo...

CARLOS TE ENVIO UN MAIL!!! BESOSS

Related Posts with Thumbnails

Archivo del blog

GRACIAS

Quiero dar las gracias a todos aquellos que pasan, leen y alguna vez comentan este humilde blog. Ustedes son el motor del blog, que sin visitas, ni comentarios no valdría la pena el tiempo que se invierte aquí (que es bastante). Los animo a que sigan ahi,participando y comentando, que este blog es tanto del que escribe, como del que comenta, como del que lo lee. Gracias.

FORMULARIO DE CONTACTO

PREVENIR LA CEGUERA

NOMBRE *
E MAIL *
ASUNTO
MENSAJE *
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image] [What's This?]
Powered byEMF Online Form Builder
Report Abuse

CONTADOR DE VISITAS