Para tener en cuenta

La información es proporcionada solo con fines informativos y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento. Además no debe sustituirse para diagnóstico y tratamiento profesional. No soy oftalmologa, solo presento noticias e informes que no suplantan la información del medico profesional.

miércoles, 17 de agosto de 2011

SUS OJOS SIN LUMBRE, PERO SU MENTE DESLUMBRA!

Para Luis Pérez, ser legalmente ciego no es un obstáculo a la hora de trazar sus metas y lograr lo que se propone.

Tecnología. Luis Pérez muestra la forma en que utiliza un aparato electrónico para poder leer.
Imagen: Luis Pérez muestra la forma en que utiliza un aparato electrónico para poder leer.

Pérez, de 39 años, está estudiando un doctorado en Educación Especial en la Universidad del Sur de la Florida (USF), donde, además, imparte clases para estudiantes discapacitados y ofrece cursos a maestros escolares sobre cómo utilizar la tecnología en la educación.
"Mi problema se llama retinitis pigmentosa [retinosis pigmentaria], que es una condición de la parte de atrás del ojo, de la retina, y he ido perdiendo la vista poco a poco. Lo que más he perdido es ver a los lados", comentó Pérez, de origen dominicano.
Según la Academia Estadounidense de Oftalmología, consede en Washington, DC, la retinosis pigmentaria es un grupo de trastornos genéticos que afectan la capacidad de la retina para responder a la luz. La enfermedad causa una pérdida lenta de la vista y afecta el campo visual periférico y la visión nocturna.
"Si yo lo estoy mirando a usted, lo único que puedo ver son sus ojos o su nariz y su boca; es bien enfocado. No puedo ver nada que esté a la derecha o a la izquierda, arriba o abajo; es solamente un círculo bien estrecho lo que puedo ver, no importa si está lejos o cerca", contó Pérez.
"Esto es genético", agregó, pero, en su familia, nadie ha tenido este tipo de problema. "Es posible que algún familiar lo lleve consigo, y yo soy el lucky winner [suertudo ganador]".
Cuando tenía 27 años, se dio cuenta de su problema, y, desde hace nueve años, ha ido perdiendo la vista mucho más que en sus años anteriores.
Pérez emigró con su familia a Estados Unidos a los 11 años. Vivió primero en Nueva York; luego, se trasladó a Nueva Jersey, donde terminó la secundaria y sus estudios universitarios en Ciencias Políticas. Desde ahí, laboró durante seis años en un programa para ayudar a inmigrantes, junto a una organización religiosa.
"Ayudábamos a la gente que trabajaba en el campo, en la frontera, a mujeres que trabajaban en maquiladoras y organizábamos a la comunidad. Preparaba materiales de educación en español y en inglés para que conocieran más sobre las cuestiones de inmigración", recordó.
Mencionó que, en Nueva Jersey, tuvo que intentar tres veces la prueba de manejo antes de recibir la licencia. Después, empezó a tener accidentes.
"Choqué con una barrera en un parqueo y, un mes después, atropellé a una persona, que no murió, pero se lesionó. Me pusieron una demanda, fui a la corte, y se dieron cuenta de que yo tenía un problema en la vista", dijo.
Así fue como le informaron que tenía retinosis pigmentaria.
Al principio, lo más difícil, según Pérez, fue cuando el médico le dio el diagnóstico.
"A veces, los médicos no dan bien una noticia. No me dijeron que tenía recursos, tecnología, ni agencias que podían ayudarme. Solamente me dijeron que iba a perder la vista. Fue un cambio total", recordó.
Desde entonces, ha tenido que viajar en autobús, en taxi o con amigos.
Actualmente, gasta alrededor de $250 al mes, sobre todo los fines de semana, cuando debe ir a buscar a su hija, Katherine, de 11 años, a la casa de su ex esposa.
"No poder manejar me limitó un poco. Fue bien difícil en los primeros años, pero no me doy por vencido. Hay un momento en que uno debe decidirse, seguir adelante y no dejarse vencer", señaló.

LUIS PEREZ
Imagen: Luis Pérez. La ceguera no le ha impedido tener títulos universitarios e impartir clases en la USF. Foto: Geovanny Ábrego.


En el 2003, emigró a Tampa y estudió una maestría en Tecnología Didáctica en la USF. Ahora, en esa misma universidad, está cursando su penúltimo año de doctorado. En USF, desde el 2006, imparte clases sobre tecnología. Además, trabaja para la compañía Apple.
"Envié mi solicitud en el 2009, con un video, les gustó mi trabajo y me eligieron como Apple Distinguished Educator [educador distinguido]", dijo.
"Lo que hago es consultar con esa compañía para que mejoren sus productos para la educación", agregó. "Pero también voy a conferencias y doy presentaciones sobre sus productos, especialmente para la gente incapacitada".
No obstante, sabe que hay limitaciones, pues una de sus actividades favoritas es la fotografía.
"A veces es difícil vivir así", comentó. Agregó que una de las partes complicadas a la hora de fotografiar es cuando lo que desea captar está en movimiento.
"Es difícil. Por eso, la mayoría de mis fotos son de flores, de algo que no se mueva. Pero sólo porque tenga incapacidad no significa que no tenga creatividad. Me gustan las artes, la expresión", aclaró.

En el 2007, viajó a Perú, para escalar Machu Picchu, algo que logró en dos horas, aproximadamente.
Uno de los problemas que afrontó al subir fue la falta de objetos de los cuales sujetarse para caminar.
"No hay de donde agarrarse. Pero, algunas veces, el no tener la vista me ayudó, porque hay sitios donde uno tiene que sentir donde se está parando, verificar si la tierra no está floja. En algunos sitios yo estaba caminando con la espalda contra la montaña, que para mí es normal", contó.
Aparte de estudiar y de impartir clases, Pérez también ha creado una página web en la que explica el uso de diferentes tecnologías para personas con incapacidades.
De su familia, "nadie ha sido profesor, ni maestro ni nada", dijo. "Mi papá es agrónomo, y casi todos mis tíos y primos trabajan en agricultura".
Laborar en el área educativa es lo que más le gusta porque siempre ha querido ayudar a los demás.
"Con el problema de la vista, espero ayudar a otros a que puedan seguir con sus estudios y hacer lo mismo que yo he hecho, que tengan las mismas oportunidades", expresó.
Por eso nunca ha pensado que su visión sea algo malo.
"Es parte de la vida. Todo mundo tiene algo que, si no es incapacidad, puede ser otra cosa. El tiempo en que yo vivo es bueno para una persona con mi incapacidad, porque tengo esta tecnología que me ayuda a seguir siendo independiente y a seguir progresando", dijo.
* Para conocer más, visite LuisPerezOnline.com

Fuente: http://www2.centrotampa.com/content/2011/aug/11/sus-ojos-sin-lumbre-pero-su-mente-deslumbra/

2 comentarios:

zaida37 dijo...

Hola, por casualidad llegue hasta tu blog y me parece muy interesante, ademas creo tener mi propia historia......estaremos en contacto besos y enhorabuena.

PATRICIA BERRUTTI dijo...

ZAIDA ESPERO TU CONTACTO CUANDO QUIERAS!!!
UN SALUDO.
MI MAIL ES alepa93@yahoo.com.ar

GRACIAS!!

Related Posts with Thumbnails

Archivo del blog

GRACIAS

Quiero dar las gracias a todos aquellos que pasan, leen y alguna vez comentan este humilde blog. Ustedes son el motor del blog, que sin visitas, ni comentarios no valdría la pena el tiempo que se invierte aquí (que es bastante). Los animo a que sigan ahi,participando y comentando, que este blog es tanto del que escribe, como del que comenta, como del que lo lee. Gracias.

FORMULARIO DE CONTACTO

PREVENIR LA CEGUERA

NOMBRE *
E MAIL *
ASUNTO
MENSAJE *
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image] [What's This?]
Powered byEMF Online Form Builder
Report Abuse

CONTADOR DE VISITAS