Para tener en cuenta

La información es proporcionada solo con fines informativos y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento. Además no debe sustituirse para diagnóstico y tratamiento profesional. No soy oftalmologa, solo presento noticias e informes que no suplantan la información del medico profesional.

domingo, 13 de noviembre de 2011

EL PERRO GUIA, GUIANDO...

En Argentina, hay 25 equipos de guías para ciegos. Se encuentran en: Rosario, Córdoba, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mar del Plata, Junín, La Plata y Neuquén. Sin embargo, no existe legislación nacional que regule los derechos de los perros guías como auxiliares de las personas con discapacidad visual. Los impulsores del proyecto de Ley enfatizan en la necesidad de sumar voluntades....

(GEI) -Los perros guía son un auxiliar para el desplazamiento de las personas ciegas o disminuidas visuales; cumplen una función similar al bastón blanco que permite que las personas con discapacidad visual puedan manejarse con independencia por las ciudades. Sin embargo, los dueños de dichos animales, no dudan en describirlos como algo más que eso: "son mis ojos", "una extensión de mi cuerpo", "son mi seguridad". Los perros guías, son mucho más que una mascota, porque se convierten en una compañía permanente que otorga mayor autonomía ante la falta de visión de un sujeto; se constituyen en animales de trabajo.
En Argentina, ya son 25 los equipos (usuario/perro) que caminan por el país.

Se encuentran en: Rosario, Córdoba, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mar del Plata, Junín, La Plata y Neuquén. No obstante ello, el país aún no cuenta con una legislación nacional que regule los derechos de los perros guías.

Hay ordenanzas a nivel provincial o municipal donde viven los usuarios de perros guía

"Estamos luchando por una Ley Nacional que nos respalde y garantice nuestro derecho de accesibilidad. Teniendo la Ley lo que vamos a lograr es, por un lado que otros usuarios se animen a usar perros, y tener un respaldo jurídico para que algún centro de entrenamiento se establezca en Argentina", explica uno de los impulsores del proyecto el rosarino Maximiliano Marc. Se trata de una Ley que avala a poder circular sin tener ningún impedimento para entrar a algún espacio público o privado, y que a su vez genera una visibilización y cultura de perros guías para que más personas puedan acceder a sus beneficios.


La lucha
A nivel nacional hay tres proyectos de Ley que han sido presentados.
"En 2008 cuando vino Serafin Zubiri con su perro Xifo al programa de Tinelli se logró reflotar uno de los proyectos presentados en 2001, que tuvo media sanción de Diputados, luego pasó a Senado y ahí lo modifican. Entonces volvió a Diputados y es ahí donde se produce el cajoneo", describe Marc en diálogo con Informes. Es por ello, que nuevamente hay que empezar generar conciencia otra vez, hacerse visibles y entrar a la escena.


Los usuarios de perros guías coinciden en que mayoritariamente los problemas con los que se enfrentan en la cotidianeidad refieren a cuestiones de ignorancia o desconocimiento. En los servicios públicos, taxis o colectivos, muchas veces no les permiten acceder con sus guías. Asimismo, en espacios como Shoppings o restaurantes donde hay una orden firme de no acceder con perros. No obstante, uno a simple vista nota que no se trata de una mascota, porque tiene un arnés y un cartel amarillo que dice `no me toque estoy trabajando´.


Los perros guías tienen derecho a viajar en todo medio de transporte de corta y larga distancia (colectivos, taxis, remises). Están entrenados para no generar ningún tipo de inconvenientes ni molestar a los demás pasajeros, su comportamiento es excelente y son entrenados desde los días de vida en ese aspecto. El perro guía, es un auxiliar para el desplazamiento de ciegos.

No son una mascota, ni un perro de exhibición, por ello su comportamiento y trato es totalmente diferente, y debe ser respetado en su función de guía y fiel compañero de su amo ciego.
Los trabajadores
El perro guía no nace, se hace. El primer paso es conseguir un animal sociable, que posteriormente se adiestrará. No todos los perros pueden convertirse en guía. Los candidatos deben superar pruebas de selección.

Existen determinadas razas, que por su morfología y carácter, se adapta mejor a esa función, entre ellas el Labrador Retriever, el Golden Retriever y el Pastor alemán. Ellos, estarán entrenados para conducir a una persona de un punto A, a un punto B, deteniéndose en los cambios de elevación del suelo, escaleras o curvas, ayudando a rodear obstáculos no sólo del suelo sino también los elevados como ramas de árboles.


"El perro pasa por tres etapas de entrenamiento. La primera que va de los 60 días al año del perro, que se usa un programa de criadores voluntarios. Se trata de familias que se llevan el perro a sus casa y se le enseñan las primeras normas de sociabilización y convivencia, el control de esfínteres y a caminar por el lado izquierdo", describe Marc.
Al año, el perro debe volver a la escuela y ahí comienza a testeárselo en cuestiones de salud, luego empieza el entrenamiento específico. Esto es que el perro aprenda a llevar el arnés, que el usuario sea extensión de su cuerpo. "Hay una tercera etapa, la de acoplamiento que es generar la unión entre el perro y el usuario que dura entre 26-28 días. Se selecciona cual es el perro para determinado usuario y se van ajustando detalles, como por ejemplo el tiempo de marcha", indica.
El manejador debe conocer bien la dirección del lugar a donde quiera ser conducido para poder dar las órdenes a su perro. Los animales no pueden leer las señales de tránsito, al llegar a la esquina el usuario debe escuchar el flujo de tránsito y decidir cuando es pertinente dar la orden para atravesar la calle. El perro esta entrenado a desobedecer si ve que un automóvil se acerca.


El trabajo requiere de mucha comunicación. Los perros deben evitar distracciones tales como ruidos, olores interesantes o inusuales, otros animales y gente para poder estar concentrados en su trabajo. "Cuesta aprender a confiar en ellos, que si el perro frena, frenate; si el perro se corre, correte; si el perro hace un serpenteada seguilo porque te vas a chocar algo; si baja la velocidad, bajala", comenta uno de los tres usuarios rosarinos.


Sumando voluntades
Los perros guías tienen un costo cero para los usuarios, no se paga ni perro, ni arnés, ni correa, entrenamiento, alojamiento, comida, absolutamente nada. Todos los guías que se encuentran en nuestro país han sido conformados como pareja en la escuela "Leader Dogs for the Blind", de Estados Unidos. Único lugar, que en la actualidad los ciegos latinos tienen disponible para acceder a sus perros.


En otros países la utilización de los perros se encuentra muy desarrollada.

Hay cerca de 12000 en EE.UU., 3000 usuarios en España, 5000 en Inglaterra,

6000 en Francia. Esto se contrasta con la realidad sudamericana que tiene 25 de Argentina, 12 en Uruguay, 3 en Perú, 70 en Colombia, 55 en Chile, 190 en Brasil, y donde más hay es en México con 600 perros.
"A mí la independencia, tranquilidad y seguridad que me transmite Bandit (nombre de su perro) no la tuve nunca. Para mí el nivel de stress en calle bajo un montón. Es otra opción de desplazamiento". Da libertad de movimiento, para relacionarse con la gente con flexibilidad y con espontaneidad. Sin embargo, es preciso recordar que se trata de una opción de desplazamiento, no todas las personas se sienten seguras con un perro como su guía en las calles. No obstante ello, la lucha por sus derechos y la generación de cultura es una posibilidad para que las personas con ceguera o disminución visual puedan mejorar su calidad de vida con la simple suma de voluntades.


Los actuales usuarios de perros guías, crearon un grupo abierto en Facebook:

"Logremos la Ley Nacional de Perros Guías en Argentina", donde los interesados podrán unirse, participar y relacionarse con personas que se encuentran trabajando para dar a conocer esta posibilidad.

Fuente: http://www.colonbuenosaires.com.ar/semanariocolondoce/cgi-bin/hoy/archivo/2011a/00000543.html

2 comentarios:

Rafael dijo...

Hola Patri. En primer lugar, me ha gustado lo de..."El perro guía no nace, se hace". Es cierto, ningún perro nace sabiendo qué debe hacer en estos casos. Y, en segundo lugar, quisiera comentar el problema que xiste para que estos animales entren en lugares públicos, debería ser una Ley y debería cumplirse siempre y en todos los lugares del Mundo. Pero, como bien se dice aquí, pienso que no se cumple por ignorancia, porque la Sociedad no sabe que deben entrar en cualquier sitio junto a su dueño y que no hacen daño.

PATRICIA BERRUTTI dijo...

HOLA RAFA!
ES MUY CIERTO LO QUE DECIS!!!

CUAN IMPORTANTE ES ESTAR INFORMADOS!!!!

Related Posts with Thumbnails

Archivo del blog

GRACIAS

Quiero dar las gracias a todos aquellos que pasan, leen y alguna vez comentan este humilde blog. Ustedes son el motor del blog, que sin visitas, ni comentarios no valdría la pena el tiempo que se invierte aquí (que es bastante). Los animo a que sigan ahi,participando y comentando, que este blog es tanto del que escribe, como del que comenta, como del que lo lee. Gracias.

FORMULARIO DE CONTACTO

PREVENIR LA CEGUERA

NOMBRE *
E MAIL *
ASUNTO
MENSAJE *
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image] [What's This?]
Powered byEMF Online Form Builder
Report Abuse

CONTADOR DE VISITAS